Virgen de Fátima: Lugar sagrado en Portugal

La devoción a Nuestra Señora de Fátima, está basada en las apariciones marianas relatadas en 1917 por tres niños pastores en la Cova da Iria en Fátima, Portugal. Los tres niños pastores eran Lúcia dos Santos y sus primos, Francisco y Jacinta Marto. A lo largo de nueve meses, en 1917, la Virgen María se apareció a los niños seis veces. En esas apariciones les transmitió una serie de mensajes que giraban en torno a la necesidad de que el mundo buscara el arrepentimiento, la paz y la conversión.

La aparición se hizo ampliamente conocida y tuvo gran influencia entre los católicos. Los sucesos relatados en este lugar, fueron los responsables de que poco después se construyera el santuario original, conocido como Santuario de Fátima. Hoy en día, Nuestra Señora de Fátima es ampliamente celebrada a través de numerosos festivales religiosos, peregrinaciones y misas dedicadas a ella.

El 13 de mayo, la Iglesia católica celebra la fiesta de Nuestra Señora de Fátima en recuerdo de las apariciones de la Virgen María. Este día también se conoce como el Día de la Virgen de Fátima y simboliza el poder de la fe y la oración.

La Historia de Nuestra Señora de Fátima

El 13 de mayo de 1917, la Virgen María se apareció a los tres niños pastores, Lucía, Francisco y Jacinta, en Cova de Iría, en Portugal. Esta fecha se convertiría más tarde en el día en que se celebra la fiesta de Nuestra Señora de Fátima. En este día concreto, los niños contaron que se encontraban en presencia de una hermosa mujer rodeada de luz, que les dijo que hicieran penitencia y recitaran el Rosario.

Se ordenó a los niños que volvieran al mismo lugar el día trece de los cinco meses siguientes consecutivos. En cada visita, la Virgen María se apareció a los tres niños y les transmitió mensajes proféticos. En la última visita, el 13 de octubre de 1917, unas 70.000 personas presenciaron el Milagro del Sol, un fenómeno en el que el sol parecía moverse según una instrucción de María.

Poco después, Lucía, Francisco y Jacinta fueron declarados santos, aunque sus canonizaciones se retrasaron debido a su corta edad en el momento de su muerte. El 13 de mayo de 2017, centenario de la primera aparición, los tres niños fueron declarados santos en una ceremonia de canonización celebrada por el Papa Francisco en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima.

apariciones _estatua Francisco pastor
Pastorcito Francisco. Creditos: Beatriz Sirvent. CC By 2.0

Te puede interesar: Viaje Espiritual: Que ver en Fátima

Los Milagros de Fátima

Además del popular Milagro del Sol, existen otros numerosos milagros asociados a Nuestra Señora de Fátima. Estas ocasiones de gracia incluyen la curación espontánea de muchas personas, así como otros fenómenos.

La Divina Presencia oficial de Fátima también se conoce como el «Milagro de la Hostia», ya que se refiere a la aparición de una Hostia en la frente de una estatua de la capilla. Este fenómeno ocurrió durante una visita de los Delegados Eclesiásticos el 4 de Abril de 1922. Este milagro fue confirmado por el Obispo de Leiria; el Carmelita Fray José Alves Correia da Silva; y su vicario de capilla, dos días después.

La Bendición de Nuestra Señora de Fátima

La devoción a Nuestra Señora de Fátima está marcada, entre otras ocasiones, por la Bendición de Nuestra Señora, conocida como la «Antídoftátara de Fátima». Las bendiciones se proporcionan normalmente a través de un rosario especial, una medalla y un trozo de tela.

También se anima a las personas que visitan el Santuario para la bendición a participar en actividades especiales, como rezar el Rosario y participar en procesiones iluminadas.

Además de la Bendición de Nuestra Señora de Fátima, la celebración anual incluye una Misa y una procesión de la estatua de Nuestra Señora del Rosario.

Te puede interesar: Fátima: ¿Se paga entrada para visitarla?

Las grutas de Mira De Aire

Las grutas de Mira De Aire, a 15 km del santuario de Nuestra Señora de Fátima, son una de las 7 maravillas naturales de Portugal. Este complejo de 11 km de rara belleza fue descubierto en 1947 y tiene una profundidad de 110 m.

Sin duda, la belleza de estas grutas es algo que no debes perderte durante tu visita al Santuario de Nuestra Señora de Fátima, ya que sirve como recordatorio de la belleza y gracia únicas de la región.

grutas portugal
Grutas de Mira D’Aire. Créditos: Lara Maia, CC BY-SA 3.0 ES

Conclusión

La devoción a Nuestra Señora de Fátima es un testimonio del poder de la fe y la oración, y se celebra todos los años el 13 de mayo. Es una celebración de los acontecimientos milagrosos que tuvieron lugar en la Cova da Iria en 1917.

Como ocasión especial, se anima a los devotos a participar en actividades como el rezo del Rosario y procesiones iluminadas de la estatua de Fátima. Quienes visitan el Santuario a lo largo del año también pueden recibir la Bendición de Nuestra Señora de Fátima, conocida como el «Antídofar de Fátima». Por último, cerca del Santuario se encuentran las Grutas de Mira De Aire, una de las 7 maravillas naturales de Portugal.

Celebrar a Nuestra Señora de Fátima nos recuerda la importancia de la fe, la oración. Es una hermosa ocasión que todo el mundo debería vivir.

Entradas Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página utiliza cookies    Más información
Privacidad