Explora el Parque Eduardo VII en Lisboa: Un oasis urbano lleno de historia y belleza

Introducción al Parque Eduardo VII

El Parque Eduardo VII, ubicado en el corazón de Lisboa, es un oasis urbano que combina historia, belleza y espacios verdes en una única experiencia. Antes de adentrarte en sus senderos, jardines y monumentos, te presentamos una guía completa para que sepas qué ver, cuánto tiempo llevará explorarlo y algunas curiosidades que lo hacen especial.

vista parque desde el cielo
Vista desde el cielo РEl Parque Eduardo VII. Creditos: Cataḷo Monteiro CC BY-NC-ND 2.0

Tiene veinticinco hectáreas y se extiende a lo largo de un eje central. Ofrece rincones únicos y diversas características. La configuración actual del parque fue diseñada en 1942 por el arquitecto Francisco Keil do Amaral.

Un poco de historia: ¿Quién fue Eduardo VII?

Eduardo VII fue un rey británico que gobernó entre 1901 y 1910. El parque fue bautizado en su honor para conmemorar su visita a Lisboa en 1903. Esta visita, además, marcó un hito en las relaciones entre Portugal y el Reino Unido, consolidando la alianza histórica entre ambos países.

Cómo llegar al Parque Eduardo VII

El parque se encuentra en una ubicación privilegiada, accesible desde distintos puntos de la ciudad. Puedes llegar en metro, autobús o a pie. La estación de metro más cercana es Marquês de Pombal, y desde allí, el parque se encuentra a sólo unos minutos caminando.

Parque Eduardo VII. Click aquí para verlo en Google Maps.

Te puede interesar: Castillos de Sintra: Descubre la Magia y el Encanto de sus Palacios Históricos

Atracciones principales del Parque Eduardo VII

El mirador y las vistas panorámicas

El mirador del parque es uno de sus principales atractivos. Desde aquí, podrás disfrutar de vistas panorámicas de Lisboa, incluyendo el río Tajo, el Castillo de San Jorge y la Baixa.

Los jardines y áreas verdes

El Parque Eduardo VII cuenta con una gran variedad de jardines y áreas verdes que te permitirán disfrutar de la naturaleza en pleno centro de la ciudad. Entre ellos, destacan el Jardín Amália Rodrigues y el Jardín Tropical.

Jardín Amália Rodrigues

Dedicado a la icónica fadista portuguesa, este jardín es un espacio tranquilo donde podrás relajarte y disfrutar de las plantas y flores locales.

Estufa Fría, Estufa Caliente y Estufa Doce

La Estufa Fria es otro de los tesoros escondidos en el Parque Eduardo VII. Se trata de un impresionante invernadero que se extiende sobre una superficie de aproximadamente 1,5 hectáreas. Inaugurada en 1933, la Estufa Fria alberga una vasta colección de plantas exóticas de diferentes climas y regiones del mundo, dividida en tres áreas principales: la Estufa Fria propiamente dicha, la Estufa Quente y la Estufa Doce.

Estufa Fria: La sección principal del invernadero es un espacio fresco y sombreado, donde podrás encontrar una gran variedad de plantas tropicales y subtropicales, así como estanques con peces y cascadas que crean un ambiente relajante y sereno.

Estufa Quente: En esta sección, se recrea un ambiente cálido y húmedo, lo que permite el crecimiento de plantas de climas más cálidos, como orquídeas, bromelias y heliconias. También alberga una serie de aves exóticas que añaden vida y color al entorno.

Estufa Doce: La Estufa Doce está dedicada a las plantas suculentas y los cactus, provenientes de regiones áridas y desérticas. Aquí podrás admirar diversas formas y tamaños de estas plantas resistentes y únicas.

La entrada a la Estufa Fria tiene un costo asociado, que varía según la edad y el tipo de visitante. Los precios actuales son:

  • Adultos: 3,10 €
  • Niños (entre 6 y 18 años), estudiantes y mayores de 65 años: 2,33 €
  • Niños menores de 6 años: entrada gratuita

La Estufa Fria suele estar abierta todos los días, aunque los horarios pueden variar según la temporada. Es recomendable verificar los horarios de apertura antes de planificar tu visita.

No pierdas la oportunidad de visitar la Estufa Fria durante tu recorrido por el Parque Eduardo VII, ya que es un espacio único y encantador que te permitirá descubrir y disfrutar de la diversidad de la flora mundial en pleno corazón de Lisboa.

Monumentos y esculturas

El parque cuenta con numerosos monumentos y esculturas que rinden homenaje a personajes históricos y eventos importantes. Entre ellos, destacan el Monumento al 25 de Abril y la estatua de Eduardo VII.

Te puede interesar: Itinerario Perfecto: Lisboa en 4 Días 🇵🇹🌇

Planificando tu visita al Parque Eduardo VII

¿Cuánto tiempo llevará recorrerlo?

Explorar el parque en su totalidad puede llevar entre 2 y 3 horas, dependiendo de tu interés en cada atracción y de cuánto tiempo dediques a disfrutar de las vistas y los jardines. Te recomendamos reservar al menos medio día para poder disfrutarlo con tranquilidad.

¿Cuándo visitar el Parque Eduardo VII?

El parque está abierto durante todo el año, pero la mejor época para visitarlo es en primavera y otoño cuando las temperaturas son más agradables y los jardines están en su máximo esplendor. Sin embargo, en verano e invierno también podrás disfrutar de sus encantos, aunque es posible que encuentres temperaturas más extremas y mayor afluencia de visitantes.

Otros parques de Lisboa y sus principales atracciones

Lisboa cuenta con otros espacios verdes que vale la pena visitar durante tu estancia en la ciudad. A continuación, te presentamos algunos de los más destacados:

Jardim da Estrela

Este encantador parque se encuentra cerca de la Basílica da Estrela y ofrece amplias áreas de césped, un lago y una gran variedad de árboles y plantas. Es ideal para hacer picnics, pasear y disfrutar de actividades al aire libre.

Clic aquí para verlo en google maps.

Jardim Botânico

El Jardim Botânico es un oasis de tranquilidad en pleno centro de la ciudad. Este jardín botánico cuenta con una impresionante colección de plantas y árboles de todo el mundo y ofrece un espacio perfecto para relajarse y aprender sobre la diversidad botánica.

Parque Florestal de Monsanto

El Parque Florestal de Monsanto es el pulmón verde de Lisboa y uno de los espacios naturales más grandes de la ciudad. Este extenso parque ofrece una gran diversidad de actividades para disfrutar del aire libre, como senderismo, ciclismo y áreas de picnic. En Monsanto, podrás encontrarte con una variada flora y fauna, así como con monumentos históricos y miradores que ofrecen vistas panorámicas de Lisboa y sus alrededores. No dejes de visitar el Miradouro do Penedo, desde donde podrás obtener espectaculares vistas de la ciudad, el río Tajo y el Puente 25 de Abril.

Conclusión

El Parque Eduardo VII en Lisboa es un oasis urbano lleno de historia, belleza y áreas verdes que te permitirán disfrutar de un momento de tranquilidad en pleno corazón de la ciudad. No te pierdas sus principales atracciones, como el mirador, los jardines y los monumentos, y recuerda planificar tu visita teniendo en cuenta el tiempo necesario para recorrerlo y la mejor época del año para disfrutarlo al máximo. Además, Lisboa cuenta con otros parques maravillosos que te ofrecerán una experiencia única y enriquecedora durante tu estancia en esta hermosa ciudad.

Te puede interesar: Fátima: Lugar Sagrado en Portugal

Entradas Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página utiliza cookies    Más información
Privacidad