Cómo planificar un viaje a la antártida: guía para explorar el extremo sur del mundo

Viajar a la Antártida es uno de los viajes más épicos que uno puede hacer. El continente helado, con sus grandes glaciares, sus coloridas aves marinas y su hermosa fauna, atrae a los viajeros desde hace más de un siglo. La pregunta entonces es ¿Cómo se puede viajar a la Antártida?

En este artículo, te detallaremos todos los aspectos a tener en cuenta para planificar un viaje a la Antártida. Te contaremos cómo llegar allí, qué llevar y qué ver, así como algunos consejos para cuidar la fauna antártica y cumplir con los reglamentos relativos al turismo.

1. Viaja en un crucero

De lejos, la forma más común de viajar a la Antártida es en un crucero especial. Hay varios viajes diferentes, pero normalmente todos demoran entre 10 días y tres semanas. Puedes tomar varias rutas hacia la península, dependiendo de cuál sea el lugar de partida. Estos cruceros no sólo te llevarán a la Antártida, sino también a la Tierra de la Reina Maud y al sur de Chile, permitiéndote ver algunas de las increíbles islas, fiordos y glaciares de la región.

Si estás buscando una experiencia única y emocionante, entonces un crucero a la Antártida es lo que necesitas. Estos cruceros generalmente incluyen un guía experto, que te guiará a través de las fábricas de hielo, la biodiversidad única y la belleza increíble de la Antártida, en lugar de confiar en el terreno sólido de la Tierra de la Reina Maud o de los fiordos chilenos.

2. Prepara tu seguro de viaje

Antes de emprender tu viaje a la Antártida, es importante asegurarse de que estás preparado para lo inesperado. Afortunadamente, las compañías de seguros tienen varias pólizas, con diferentes cantidades de cobertura, diseñadas específicamente para viajes como estos. En general, los planes de seguro de viaje le costarán entre un 4% y un 10 e los costos totales del viaje.

Además, será útil asegurarse de que su seguro de viaje cubra condiciones como las de viaje por mares y oceans, incluyendo la necesidad de una atención médica o asistencia en el lugar. Si bien la mayoría de los cruceros a la Antártida tienen equipos médicos a bordo, es importante estar preparado para el peor escenario.

3. Empaqueta tus cosas

Asegúrate de que llevas trajes de navegación y ropa cálida. Estarás navegando en medio de condiciones meteorológicas extremas, por lo que es importante que estés preparado para la intemperie.

También asegúrate de llevarte una buena cámara, si eres fotógrafo.
Muchas empresas de cruceros ofrecen paquetes de fotografía en los que se incluye la cámara, los trípodes, etc. Así que no olvides verificarlo.

4. Lleva una identificación válida

La mayoría de los cruceros requiere que los pasajeros lleven una identificación válida. Esta identificación deberá ser presentada a los oficiales de la embarcación antes de subir a bordo.

Además, es importante tener en cuenta que varios países requieren un visado especial para ingresar a la Antártida. Por ejemplo, Australia y Nueva Zelanda requieren que los pasajeros obtengan una Autorización Especial de Viaje (ASE) antes de abordar el crucero.

5. Admira la fauna antártica

Sin duda, uno de los mayores placeres de viajar a la Antártida es la oportunidad de ver de cerca la increíble fauna y vida silvestre. Puedes ver focas, pingüinos, ballenas, albatros, lobos marinos y una variedad de aves marinas.

two penguins on seashore during daytime

Sin embargo, es importante recordar que la Antártida es un lugar sagrado y frágil. Por lo tanto, es necesario respetar la fauna y el medio ambiente mientras se disfruta de este increíble territorio. Esto se aplica tanto a la fauna terrestre como marina. Por ejemplo, nunca se debe molestar, alimentar o acercarse a los animalitos de la Antártida.

6. Sigue las normas establecidas

Al viajar a la Antártida, es importante tomar en cuenta también que se trata de un territorio sujeto a varias normas y regulaciones. Estas normas se establecen para proteger el medio ambiente y para evitar la contaminación de los mares, fiordos y canales de la región.

Algunas de estas normas incluyen el control de la basura, el uso de líneas ligeras (sin anzuelos), la prohibición de caminar, la limpieza salvaje de biomasa y la reposición de especies vivas en el lugar donde fueron extraídas. Es importante seguir estas normas mientras se disfruta de la Antártida.

7. Pasa el Tiempo de Crucero

Y, por último, recuerda que el crucero a la Antártida no es sólo acerca de la aventura. Los cruceros también se pueden disfrutar relajándose, tomando el sol y comiendo en los hermosos restaurantes a bordo.

Durante la noche, los pasajeros pueden tomar una copa en el bar, escuchar música en vivo y pasar la noche mirando las estrellas. Un crucero a la Antártida es la mejor forma de experimentar el hermoso continente helado; un lugar increíble en el extremo sur del mundo.

Conclusión

Viajar a la Antártida es una experiencia única e increíble que todos deben tener la oportunidad de disfrutar. La península antártica, con su hermosa fauna y glaciares aislados, es un lugar único en el planeta.

Entradas Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página utiliza cookies    Más información
Privacidad